Es un fenómeno aleatorio que se produce cuando suena un acorde mayor con sexta. Se trata de una transformación de las ondas sonoras a través de la fisión sentimental en nubes blancas. La unión entre los armónicos y la sensibilidad produce ese efecto que va creciendo en forma de un cúmulo de nubes inofensivas. Éstas, se expanden lentamente alrededor de la fuente de sonido y sentimiento.

“…escuchando a Bunen Von Mü se produjeron nubes de colores: el Basinuon. Fue tan intenso que los hertzios correspondieron a la altura y los sentimientos fueron tan trasparentes que…”

Ka Deszán (1920)